“The Snowman”, por Raymond Briggs

Una de las cosas que más ilusión me hacía de tener un blog era poder compartir con vosotros algunas de las obras que más me han gustado e influido como ilustradora; así que aprovecho esta entrada para escribir sobre uno de mis cuentos ilustrados favoritos, del que probablemente ya habréis oído hablar: “The Snowman”.

 Post3CSu autor, Raymond Briggs, es un famoso ilustrador y escritor de cuentos infantiles de nacionalidad inglesa, nacido en enero de 1934. De entre sus múltiples premios, destaca el haber sido doble ganador de la Kate Greenway Medal (años 1966 y 1973) y del British Book Award (años 1993 y 1999); así como finalista del prestigioso premio Hans Christian Andersen (año 1984). Durante su carrera ha escrito muchas obras, todas famosas en el mundo anglosajón, de entre las que yo destacaría “The mother goose treasury – El tesoro de mamá ganso” (1966), “Father christmas – Papá Noel” (1973), “Fungus the Bogey man – El mundo oculto de los cavernosos” (1977), “When the wind blows – Cuando el viento sopla” (1982), “The man – el hombre” (1992) y “The bear – el oso” (1994); todas también deliciosamente disfrutables.

Pero sobre todas ellas, como ya os he dicho, la que yo prefiero es “The snowman – el muñeco de nieve”.

Publicada en 1978 en Inglaterra por la editorial Hamish Hamilton, cuenta en una historia de 32 páginas dibujada únicamente con lápices de colores, sin palabras, cómo un niño en un frío día de invierno, decide hacer un gran muñeco de nieve que a medianoche, por arte de magia, cobra vida. Luego, juntos, pasan una increíble noche llena de divertidos y tiernos momentos.

Post3A

Lo que más me maravilla de “The snowman” es la capacidad que tiene el autor, mediante el uso de un estilo de ilustración sencillo aunque brillante, de crear una gran historia donde sobran las palabras y hablan las imágenes; algunas tan hermosas y llenas de emoción que te llegan al alma ya seas niño o adulto.

Post3B

Por no decir del final de la historia, uno de los más bonitos que jamás he heído; capaz de enternecer el más frío de los corazones.

Pocos años después, en 1982, el cuento se adaptó como un cortometraje animado de 26 minutos, también precioso, que se convirtió en un gran éxito mundial; llegando incluso a estar nominado a los Óscar como mejor cortometraje. Tal fue su repercusión que desde entonces, todos los años en navidad, se repone en televisión en el Reino Unido para disfrute de pequeños y mayores.

Bueno, a los que ya lo conocíais, dadle un repaso que seguro que os arrancará una sonrisa. A los que no, la última edición en español la hizo editorial La Galera, y he visto que está en Amazon.

Espero que os guste tanto como a mí.

¡Saludos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *